Blog

Rutinas

Un año.. ¿haciendo una sola siesta?

Contrario a lo que pareciera, cuando llegan a esta edad, los niños de 12 meses aún necesitan dormir dos siestas durante el día; la siesta de la mañana desaparece alrededor de los 15-18 meses. Sin embargo, es muy común que alrededor de la fecha del primer cumpleaños (unas semanas antes o después) creas que tu hijo ya está dejando una siesta; pero no es así. El cambio en comportamiento, humor, surgimiento de habilidades nuevas; y efecto en su sueño diurno y nocturno (durmiendo menos), entre otros, es solo reflejo del gran cambio que está viviendo en su interior.

Cada vez que un bebé tiene un avance en neurodesarollo; su perspectiva del mundo cambia; y por eso hay momentos en los que pensabas que ya se había vuelto “más independiente” y de pronto muestra señales otra vez de necesitarte mucho; más llorón, más quejica… Y lo que está pasando es que al cambiar toda su perspectiva del mundo; se siente inseguro y se voltea con sus pilares de seguridad a buscar protección; conforme tu bebé se va adaptando a este “nuevo mundo” adquiere nuevas habilidades y reafirme su seguridad; volviéndose ahora si más autónomo.

Alrededor de la semana 55 (medido contra tu fecha probable de parto) se da un cambio en neurodesarrollo muy importante; se le llama el mundo de los programas. En esta edad tu bebé, por primera vez, es capaz de percibir una secuencia de programas como un todo. Estos programas son patrones, dónde las decisiones tomadas durante su proceso afectan la siguiente secuencia; es decir; tengo conciencia de “qué pasa si”… y es entonces que las cosas no son repeticiones de situaciones sino que dependen de lo que acaba de suceder.

También alrededor de los 12 meses la circunferencia de cabeza de tu bebé crece; y las ondas cerebrales también se incrementan. Junto con estos cambios físicos; verás que tu bebé:

  • Quiere estar más en control
  • No le gusta cuando sus cuidadores se van y protesta ante ello
  • Empiezan ciertos berrinches o muestras de inconformidad cuando las cosas no son como él las quería
  • Es más tímido frente a extraños
  • Busca más contacto físico de sus cuidadores
  • Duerme menos de lo habitual; sus siestas son más cortas y empieza a despertar por la noche
  • Su apetito puede verse afectado
  • Busca más su objeto de seguridad
  • Llora más
  • Entre otros

Estas señales son muestra de este cambio de percepción del mundo; y confirme tu bebé se vaya adaptando a él irás viendo el surgimiento de las siguientes nuevas habilidades:

  • Viene con su suéter o chamarra en mano como señal de que quiere salir a dar un paseo
  • te da su ropa en señal de que quiere que lo vistas
  • Guarda o empieza a guardar sus juguetes en su lugar después de jugar
  • Elige que música quiere escuchar
  • Toma un papel y lápiz
  • Baña a sus muñecos
  • Le gusta barrer, limpiar, jugar a la cocina
  • Saca alimento de la alacena en señal de que quiere comer
  • Mete objetos de diferentes figuras en los hoyos correctos
  • Construye torres de por lo menos 3 pisos
  • Inicia y mantiene llamadas telefónicas cortas
  • Le gusta darle de comer a sus muñecos
  • Juegos de imitación le llaman la atención; observa y escucha
  • Entre otros

Cómo puedes ver, esta edad conlleva un cambio muy importante y el surgimiento de nuevas habilidades cruciales para el desarrollo y crecimiento de tu bebé. El ser empático y paciente es clave para que tu bebé se siente seguro y protegido; y pueda ser este nuevo desarrollo un momento de crecimiento y establecimiento de cimientos sólidos para el día de mañana.

En cuanto a sueño, NO elimines la siesta; sigue buscando las dos siestas que tenía antes de presentar este proceso de cambio. Sé consistente no te rindas a los 10 minutos. Busca que tu bebé no esté agotado; recuerda que el exceso de cansancio sólo hará que duerma peor en la noche y en el día; estableciéndose un círculo vicioso al cual no quieres entrar. Los días en que no duerma buenas siestas; acuesta más temprano; recuerda que siempre puedes implementar un plan de emergencia donde asegures que duerma si o si (sin importar tanto el cómo); así evitarás que llegue a este estado de demasiado cansado.

Es un momento increíble; tu bebé está creciendo; disfrútalo; obsérvalo y compártelo con él; no te frustres; pasará… sólo sé paciente y consistente, cualquier cosa que necesites en este momento en, A La Camita, te podemos ayudar.

 

 

 

Bibliogarfìa: “The Wonder Weeks: How to stimulate your baby´s mental development and help him turn his 10 predictable, great, fussy phases into Magical Leaps Forward”; Plooij, Frans X.; Van de Rijt Hetty;

 

LSF

Más artículos de tu interés

¡Adaptarlos al horario de invierno en 8 pasos!

De mitos y mitos

La importancia del sueño