Blog

Cambio de Horario

¡SOS, mi hijo es muy madrugador!

Que tu hijo quiera empezar el día a las 5:00 am suena a la peor pesadilla para los papás y en A la Camita recibimos la petición de ayuda frecuentemente, (después del cambio de horario, más) así que en esta entrada les vamos a dar las causas y algunas sugerencias.

Acostarse tarde: el mito más común es pensar que si acostamos a nuestros hijos muy noche se van a levantar mas tarde, pero es totalmente falso en niños menores a 7 años. Es un hecho que mientras más los desveles, más temprano querrán empezar el día porque en realidad están extremadamente agotados.

Mucho tiempo despierto entre su última siesta (dependiendo la edad) y la hora de acostarse: igual provocando agotamiento máximo en tu niño.

Falta de siestas: Si las siestas son cortas para sus requerimientos o de plano no hay, eso hará que dormir de noche sea más complicado.

Que lleguen a su cuna/cama muy adormilados: si tu bebé se queda dormido en brazos, con leche o lo asistes mucho para que se quede dormido, no va a saber volver a dormirse solo en este despertar y se va a enfrentar a las 5 am, una hora donde es más difícil volver a conciliar el sueño (lo mismo que nos sucede a los adultos) el cuerpo ha tenido suficiente descanso para funcionar pero no necesariamente se ha reparado energéticamente.

Una causa extra que vale la pena mencionar es descartar la apnea de sueño, causada por adenoides o amígdalas grandes ¿cómo se manifiesta? Sueño muy inquieto, que se despierten y las sábanas estén sudadas, congestión nasal o enfermedades de oído frecuentes, alergias o cualquier síntoma que interfiera con la respiración nocturna.

Consejos para resolverlo, asumiendo que no existe apnea de sueño

Leer las señales de sueño de sus hijos y revisar cual es la hora apropiada para dormir de un niño de su edad, regularmente es entre 7 y 8. Que logren aproximadamente 11 horas de sueño.

Procurar buenas siestas en cantidad, horarios y duración.

Poner una señal que avise el momento permitido para salir de la cama, ideal para niños mayores a 2.5 años, una alarma normal funciona y existen tipos semáforos que puedes conseguir con nosotras en info@alacamita.com, se prende en verde cuando se vale empezar el día. Es básico mantener consistencia por varias semanas para que entiendan que el horario de despertar de la casa es después de las 6 am. Si un día aflojan esta regla no van tomar en serio la señal porque tu tampoco la respetaste.

Cuidado con los motivadores, la leche de inmediato, t.v o visita a la cama de papás, influyen en despertares fuera de horario por ejemplo: si yo se que en cuanto despierto mamá me lleva a su cama y ¡yo no se leer hora! en cuanto abra el ojo, sea la hora que sea, esperaré que me lleven. Para evitar esto hay que tener una rutina en la mañana y dejar en claro en que momento empieza el día.

Por último, aunque suene obvio, hay que revisar el cuarto, si hay ruidos o luz en esas primeras horas de la mañana.

Como siempre está la recomendación de mantenerse muy consistente, es algo que tiene solución pero que toma tiempo, estamos hablando de semanas, cuiden todos los puntos mencionados y de necesitar ayuda específica, estamos a sus órdenes en www.alacamita.com.

Fuente: A la camita y Good Night Sleep Tight, Kim West.

Más artículos de tu interés

¡Adaptarlos al horario de invierno en 8 pasos!

De mitos y mitos

La importancia del sueño