Blog

Llegó el horario de invierno con amaneceres más temprano

Pues ahora si se acerca el horario al que más tememos las mamás (o por lo menos yo)  de madrugadores o sencillamente de niños tempraneros, aquellos que se levantan a las 6 o 7 de la mañana, ya que a partir del domingo 27 de octubre a las 00:00 atrasaremos una hora el reloj por lo tanto el día iniciará con respecto al horario anterior “una hora antes” regalándonos mañanas más iluminadas y noches que inician antes.

La buena, los niños que reaccionan como pajaritos a la obscuridad recibirán la señal de hora de dormir más temprano y los preescolares, tendrán menos argumentos para irse a acostar cuando todavía hay luz.

La mala, esa misma luz puede que colabore a que el día inicie más temprano y orgánicamente en lo que el cuerpo se adapta, es posible que tengamos visitas al cuarto de papás gritando alegremente…¡¡¡ya es de día!!!

Les proponemos dos maneras para que este cambio no los tome por sorpresa:

 

1)

  • Gradualmente y anticipando los días, ajusten la hora de dormir por 15 minutos cada noche, de manera que vayan acostándose cada día más tarde. Estas modificaciones incluyen las siestas y los horarios de comida.
  • Por ningún motivo pierdan la señales de sueño y/o siestas, son la clave para que la transición sea más amable, pues tendrán como resultado un niño mejor descansado.
  • Si tu hij@ es sensible a la luz, hazte de cortinas Black out o sencillamente, con cartulina negra cubre las fugas de luz que se cuelan temprano.

 

 

2) Literal, no hacer nada.  Amanecer en el horario y vivir de acuerdo a él, comidas, siestas, actividades.   Mover todos los relojes de casa un día antes ayuda y si despiertan antes de lo habitual buscar que concilien el sueño un rato más.

Al final de todo esto habrá quien diga que le gusta más me este horario,  el que asegure que su favorito es el anterior y hasta los que realmente se creen que les “roban o devuelven” horas pero lo más importante es que estemos concientes de que esto se va ajustar, que es un período de adaptación de adultos y niños, mientras seamos muy consistentes, aprendamos a adaptarlos y tengamos paciencia, en cuestión de un par de semanas tendremos éxito logrando que nuestros hijos se encarrilen en las rutinas y hábitos por los que hemos trabajado.  

Si en el caso de tu familia la situación no era la óptima y esto alborota la situación, contáctanos, te podemos ayudar en www.alacamita.com

 

 

Más artículos de tu interés

Preescolares nerviosos

El embarazo y el sueño

Test sobre el sueño de tu hij@: ¿Realmente está durmiendo como se debe?